Por qué

¿Por qué deseamos transformar el sistema escolar?

La escuela tradicional no es el único camino por el que un niño pueda adquirir conocimientos. La habilidad de aprender es innata y necesitamos confiar más en la intuición humana y reconocer que todos los niños tienen la capacidad de aprender y crear valor. Si abrazamos las diferencias de los niños y les permitimos continuar con su desarrollo intuitivo, si los apoyamos con amor, inspiración y guía en lugar de hacerlos encajar en un sistema de talla única, entonces haremos fuerte al individuo, y por lo tanto, también a la sociedad.

Vivimos en el siglo XXI y no en la sociedad industrial del siglo XVIII

Vivimos en un mundo donde el desarrollo tecnológico es inmenso. Cuando dos tercios de nuestros jóvenes sean adultos tendrán un trabajo que ni siquiera existe hoy. Necesitamos tener seguridad aún sin conocer la meta final de la educación de cada niño.

Nunca hemos tenido mejores posibilidades de aprendizaje que las que tenemos hoy. El acceso fácil y rápido a la información puede formar la base en un mundo donde el aprendizaje será un patio de recreo para niños y adultos. Para poder maniobrar en este mundo de posibilidades es necesario conocernos a nosotros mismos. Nuestras habilidades innatas e individuales deben ser atendidas y debemos aprender a beneficiarnos de la tecnología en lugar de usarla incorrectamente. 

La cantidad de estrés en una gran parte del mundo y el aumento de la ansiedad y la depresión en los sistemas escolares tradicionales hacen que la escuela parezca un obstáculo más que una forma de lograr una vida equilibrada y feliz. Para ayudar a los niños y, por lo tanto, a la sociedad, tenemos que cambiar el sistema tradicional lo más rápido posible.

¿Por qué estamos en una «misión de aprendizaje»?

Pasé 14 años en el sistema escolar. A través de los años, sufrí interminables derrotas innecesarias y nunca aprendí nada sobre mis fortalezas ni sobre mí mismo como persona. Simplemente no encajaba y a menudo me preguntaba por qué carecía de confianza y sentí lo que en el fondo deseaba. Intenté buscar ayuda, pero tanto mis maestros como mis padres me exigieron que continuara la escuela.


Cuando era adolescente, estaba cansado, agotado, y todas las mañanas mi papá tenía que arrojarme agua fría en la cabeza para despertarme. Mi reloj biológico no estaba alineado con los horarios de las escuelas. Más tarde, recibí una nota de mi médico explicando mi ausencia psíquica y mental. Esto me dio algo de crédito entre mis maestros y a pesar de las advertencias, las calificaciones inútiles y un sentimiento sustancial de insuficiencia, terminé la escuela.

La adaptación no es siempre algo bueno

Cuando adoptamos estos principios de aprendizaje externos, les quitamos a los niños la oportunidad de aprender lo que deseen aprender a su propio ritmo, y restringimos su curiosidad, su desarrollo personal, y su accionar individual e intuitivo.

Además, los principios de aprendizaje de la escuela tradicional requieren de maestros que evalúen a sus alumnos en todo lo que hacen. Cuando los niños son reprendidos por no seguir a la clase, se adaptan instintivamente, lo que hace que este monitoreo constante y falta de influencia nublen su intuición y su creatividad.

Todos somos distintos y no tiene sentido que usemos medidas estandarizadas, y sobre todo, no es justo que sometamos a los niños y maestros a estas herramientas.

Si te gustaría aprender más acerca de por qué queremos revolucionar el sistema escolar y el modo en que alcanzaremos ese conocimiento sólo sigue leyendo.

LA IMPORTANCIA DE LA CREATIVIDAD

¿Las escuelas matan la creatividad?

Es una pregunta clave y también el título de la charla TED más vista de todos los tiempos. El vídeo se hizo viral no sólo por la gran exposición de Ken Robinson, sino también y más importante y revelador, por su crítica precisa de nuestra sociedad y de los cimientos del desarrollo humano: nuestro sistema escolar.

El resultado del estudio de creatividad más grande del mundo es alarmante

Un estudio exhaustivo sobre la creatividad que abarca un período de 17 años, sugiere que todos los niños nacen con un nivel alto de creatividad. Esta habilidad innata e intuitiva es fundamental para nuestro desarrollo durante la primera infancia, cuando aprendemos a movernos, a comunicarnos y a explorar el mundo que nos rodea. Desafortunadamente, la mayoría de los niños ignoran este desarrollo natural e intuitivo cuando los encerramos en la educación formal.

El estudio reveló que si se educa bajo los principios de la escuela tradicional es más probable que la creatividad se debilite. Se descubrió también que el 98% de los niños de 5 años de edad actuaban a un nivel de creatividad de genio antes de ingresar a la escuela, mientras que sólo el 2% de los jóvenes de 25 años actuaban al mismo nivel de creatividad superior. 

BIENESTAR DEFICIENTE EN LA ESCUELA

Una gran cantidad de estudios indica que los niños daneses en edad escolar están cada vez más perturbados y tienen problemas con su salud mental. El número de niños en edad escolar que padecen de ansiedad, depresión, estrés, TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) y otros trastornos mentales nunca ha sido tan alto y ha aumentado rápidamente en los últimos 15 años. El problema ha empeorado ya que tanto las sociedades como los entornos tecnológicos han cambiado con rapidez, mientras que el sistema escolar tradicional sigue preservando sus principios provenientes del siglo XVIII. Los entornos de nuestra sociedad y los de los niños y jóvenes han cambiado rápidamente en las últimas décadas pasadas y la falla en el desarrollo de nuestros entornos de aprendizaje tiene consecuencias.

La escuela primaria danesa ha experimentado una disminución en el número de alumnos durante 12 años seguidos, mientras que el número de niños en las escuelas domésticas, privadas y libres ha aumentado simultáneamente. Estamos lidiando con una crisis educativa global que no se inició intencionalmente ni fue causada por ciertos individuos. Ha ido evolucionando poco a poco, por eso es necesario resolverlo como sociedad, porque es integral y sistemático.

EL ORIGEN DEL SISTEMA ESCOLAR

Para comprender por qué los niños desaprenden la creatividad y otras habilidades innatas y por qué la crisis escolar está arraigada en muchos condados occidentales, debemos analizar el comienzo del sistema escolar tradicional. El enfoque educativo se desarrolló e implementó en todo el mundo durante la Primera Revolución Industrial.

El sistema fue diseñado para crear ciudadanos obedientes y trabajadores manipulables que pudieran hacer el trabajo monótono de una fábrica, lo que no requería de creatividad o de curiosidad. Esta forma de trabajar ha creado las sociedades en las que vivimos hoy, pero el trabajo repetitivo ha disminuido desde entonces, y más rápido aún desde la llegada de Internet.

Los principios desactualizados

El sistema escolar tradicional tiene tres principios de aprendizaje distintivos: rectificación de la enseñanza a través de medidas estandarizadas, aprendizajeobligado a través de planes de estudio predeterminados y un ritmo fijo de desarrollo mediante horarios establecidos. Las últimas 30 generaciones han aprendido a través de estos principios, pero no son las herramientas educativas adecuadas para usar en 2020.

LA HABILIDAD MÁS IMPORTANTE I 2020

El acceso a la información nunca ha sido tan fácil y rápido, y una habilidad en particular es importante para aprender y manejarse en este mundo de tecnología y opciones.

El autoconocimiento es la característica clave en este siglo, y se puede dividir en cuatro elementos, los que harán que todos podamos crecer y aprender de una manera simple:

  • Autoconocimiento de tus fortalezas y debilidades
  • Autoconocimiento de tus fuentes de energía
  • Autoconocimiento de tus habilidades sociales
  • Autoconocimiento de tu química cerebral

Conocer tus fuerzas, tus debilidades y tus fuentes de energía te da poder y una actitud proactiva y positiva. Conocer tus habilidades sociales te da amigos y una red de contactos. Conocer cómo tu cerebro reacciona a diferentes actividades te da moderación y respeto.

¿CUÁL ES EL ARGUMENTO PARA IR A LA ESCUELA EN EL 2020?

Para cultivar el autoconocimiento y resolver la crisis escolar, primero necesitamos preguntarnos a nosotros mismos: ¿Cuál es el argumento para ir a la escuela? Si la respuesta es para vivir una vida significativa sin estrés entonces estamos perdidos.

Estar obligado por una década a aprender la misma información predeterminada a un paso firme no fomenta individuos creativos y pensantes. Para que los niños alcancen un autoestima estable, y tengan un impacto positivo en el mundo exterior, debemos entonces ayudarlos a encontrar sus propios caminos y a cultivar sus fortalezas y sus actitudes individuales.

Los niños no se benefician al fallar en medidas estandarizadas. Al contrario, deberíamos permitir la exploración y la falla en actividades elegidas por ellos mismos, libres de expectativas en entornos seguros e inspiradores.

Ir arriba